#CómoSalimosDeEsta

Nueva estrategia de conservadores para restringir derechos

Sociedades Solidarias (SS) para discriminar

Publicado: 2014-04-29

He dicho en más de una oportunidad que el proyecto de "Unión Civil" podría ser un primer paso, una primera conquista en el camino a la plena igualdad. Es un primer paso que ya restringe algunos derechos que las parejas heterosexuales tienen y ejercen cuando deciden casarse. Es decir es una propuesta limitada. Aún así varios, incluida yo, la apoyamos porque creemos que es un avance ante la realidad en que estamos.

Con sorpresa me entero que la señora Martha Chávez, que precisamente no se ha caracterizado por ser una defensora de los derechos humanos, de la noche a la mañana se le ocurrido "defenderlos", obviamente limitando aún más su ejercicio, proponiendo la fórmula descafeinada y edulcorada de la Sociedad Solidaria. Así la señora Chávez y su pandilla, podrán seguir asistiendo a las homilías del señor Cipriani con un pecadito leve que no le costará más que un par de ave Marías.

Revisando documentos de militantes del movimiento LGBTI leo que advierten que las Sociedades Solidarias no otorgarían los siguientes derechos a las personas que las conforman:

• Visitas a centros médicos. Visitas íntimas a centros penitenciarios. Derecho a alimentos durante la vigencia de la sociedad. Derecho a habitación vitalicia sobre la casa compartida frente a demás herederos. Derecho de usufructo sobre la vivienda en caso de necesitar alquilarla. Derecho a adquirir la nacionalidad peruana. Derecho de régimen mancomunado de jubilación en ONP.

Pero lo que realmente pretende limitar es el derecho de fondo, es el derecho de toda persona a no ser discriminada y a desarrollar su identidad, pues este proyecto, profundamente conservador, pretende INVISIBILIZAR la existencia de parejas del mismo sexo. Expresamente pretende negar que la decisión de dos personas que no son heterosexuales de compartir su vida crea una familia, por lo tanto niega también el cambio en el estado civil de la persona. Es decir, las SS de la señora Chávez y CIA son relaciones contractuales que cualquiera podría tener con un amigo, con un hermana o con su abuela.

Los derechos fundamentales, humanos, que son los que garantizan la dignidad de las personas no pueden ser limitados. Para que la democracia no sea cínica los derechos son plenos o no son derechos.


Escrito por

marisaglave

Socióloga, Activista por el Nuevo Perú, Congresista de la República


Publicado en

Marisa Glave

Blog oficial