hasta siempre, Arturo Corcuera

Tierra y Libertad

Publicado: 2015-09-26


En el año 2009, luego de dos años como Regidora de oposición a Castañeda en una franca minoría en el Concejo Municipal, y ya alejada del Nacionalismo por diferencias con el tipo de manejo vertical y poco democrático de su dirección, fui convocada por Pedro Francke a una reunión para pensar en la construcción de un nuevo espacio político. “Estará Marco Arana, no sé si lo conoces” me preguntó, y la verdad es que no lo conocía personalmente, sólo lo había visto en una presentación en un evento público de CONACAMI (confederación nacional de comunidades afectadas por la minería) en el que, para sorpresa de los presentes y mía, nos decía a los asistentes “en el Perú no todos los que protestan contra proyectos mineros están en contra de la minería, la aceptarían si fueran otras las condiciones”. Como lo leen, estaba en un cónclave antiminero y él les decía exactamente lo que no querían escuchar. Quedé gratamente sorprendida.

En la reunión convocada por Pedro Francke hubieron asistentes de distintas procedencias, geográficas e ideológicas, pero todos convencidos que necesitábamos crear un referente político nacional que pudiera realmente convertirse en herramienta de transformación del país.

Yo venía de acompañar al nacionalismo, no como militante pero sí como invitada y simpatizante del proyecto de transformación que planteaban. Estaba ya bastante decepcionada con lo que pasaba dentro de la organización y eso me daba un grado de escepticismo sobre lo que estos nuevos amigos me decían. Probablemente Marco se dio cuenta de mi desconfianza y me dijo “anda a Cajamarca, conoce a los compañeros, la lucha es real”.

Y llegué a Cajamarca y conocí a quienes hoy son las y los guardianes de las lagunas. Desde ese momento, hasta ahora, soy parte de esta organización que cree en la necesidad de defender la tierra, en el sentido amplio, no sólo la defensa de ser dueños de la tierra donde uno vive o donde uno trabaja, sino en el sentido de defender el planeta tierra, cuidarlo para quienes vivimos en él y para las próximas generaciones. Y también la libertad, concebida como el derecho de todos los seres humanos de decidir sobre sus vidas en igualdad y con respeto a la diversidad. No es la libertad de la que hablan los neoliberales, centrada en el dinero y sólo la capacidad de consumo, la libertad de los poderosos de vivir y disfrutar a costa de la libertad de otros. Para nosotras, nosotros, la libertad sólo puede ser plena si estamos rodeados de seres libres e iguales. Por eso, decimos justicia social y justicia ecológica.

Durante todos estos años hemos vivido muchas batallas, en las que algunos de nuestros compañeros y compañeras resultaron agraviados, heridos, perseguidos. Marco Arana, hoy candidato en las elecciones ciudadanas del FA, colecciona más de 30 procesos penales, un intento de asesinato, el reglaje sostenido de una empresa de seguridad por más un de un año y la detención arbitraria, acompañada de tortura, durante el Estado de Emergencia decretado en Cajamarca por este gobierno durante el conflicto de Conga. Con este nivel de presión y acoso se mantiene en su convicción de trabajar por un país mejor. Como él, también tuvimos autoridades electas, como Oscar Mollohuanca, detenido violentamente en Espinar. Nuestros militantes han vivido y viven persecución política. Pero nada de eso los ha detenido. Seguiremos caminando porque creemos en el Perú, en su gente, en lo que podemos ser y hacer.

En el camino, hemos tenido muchos errores como cualquier organización cargada de humanidad, pero hemos tenido también aciertos. Acertamos apostando por el Frente Amplio, como espacio mayor de articulación política y social, que trasciende a nuestra organización partidaria. Acertamos poniendo nuestra inscripción al servicio de este proyecto mayor y diverso, en el que creemos. Acertamos colocando en la agenda nacional la necesidad de entregar a la ciudadanía poder. Es por ello, que por primera vez en la historia de la izquierda en el Perú, los ciudadanos y ciudadanas podrán decidir quién es la persona que nos representará en el proceso electoral que se viene. El Frente Amplio no tiene un único candidato, tenemos siete. Estas elecciones son una apuesta por el poder ciudadano, por el poder de la gente, por eso los invitamos, las invitamos a votar, ustedes deciden quien nos va a representar en este proyecto común.

Seguiremos caminando, y como decía Don Emiliano Zapata “Tierra y Libertad” y como dicen los zapatistas de hoy “para todos todo, para nosotros nada”.

pd.- quienes quieran ir a votar, sólo tienen que llevar su DNI. Vean acá los locales de votación autorizados. 


Escrito por

marisaglave

Socióloga, Activista del Frente Amplio, Congresista de la República


Publicado en

Marisa Glave

Blog oficial